Baños de calor secos o húmedos

Saunas Durán Fabricantes desde 1960

Baños de calor secos o húmedos

 "aumente su calidad de vida"

 

Baños de calor secos o húmedos

 

Los tipos de sauna se pueden dividir en dos: sauna finlandesa de interior, cuando disponemos de espacio suficiente en nuestra vivienda para disfrutar del baño sauna dentro de nuestro propio hogar y saunas de exterior, que se convertirán en el complemento perfecto de nuestra piscina o jardín.

 

Una vez hemos optado por la incorporación de un baño de calor seco o bien un baño de calor húmedo, una de las piezas claves va a ser la utilización del calentador de sauna que mejor se adapte a nuestros gustos. Dentro del mercado hay una gran variedad de calefactores de calor seco, combinados con agua o hasta por combustión de leña. Los equipos para sauna estándar se componen de calefactor y cuadro de control.

 

Hay que tener en cuenta que sauna y vapor son términos que no siempre van de la mano, ya que la sauna finlandesa no necesita agua para su utilización. Sin embargo, dentro de la sauna el calor se puede combinar con golpes de vapor puntuales, vertiendo pequeñas cantidades de agua sobre las piedras del calefactor (el denominado efecto löily), lo cual, va a activar la sudoración, la vasodilatación general y la circulación periférica, proporcionando así una mayor sensación de calor.

Por el contrario, la utilización de un  generador de vapor va a convertir nuestro baño sauna en un baño de calor húmedo. Ya que incorpora el agua como terapia de bienestar, lo que la convierte en la opción perfecta para disfrutar de un agradable ambiente de vapor.

Calidad de vida

 

Debido a la necesidad de descanso que se impone con el ritmo de vida actual, cada día aumenta el número de adeptos a los baños de calor que deciden disfrutar de los beneficios de la sauna, baño de vapor o spa dentro de los centros públicos dedicados al bienestar como balnearios o spas urbanos o también en hoteles que cuentan con zona Wellness. Además de los que deciden disfrutarlos de manera privada en casa, instalando en su lugar de residencia los elementos spas que les aportan los mejores y más saludables momentos del día.

Dentro del spa home, el aumento de adeptos a los tratamientos basados en los baños de calor y la hidroterapia es cada día más elevado. Cada vez son más los usuarios particulares que disfrutan en su propia casa de un baño – relax en un spa privado, en una sauna o un baño turco, corroborándose así la tendencia al bienestar, buscando mejorar su calidad de vida y la de los suyos.